Usted está aquí

  • Flamenco del Caribe

Ficha Animal

Nombre común:

Flamenco del Caribe

Nombre científico:

Phoenicopterus ruber

Peso:

2,2 - 2,8 kg.

Tamaño:

1,20 metros
Aves
Carnívoro
Océanos y mares
Ríos, marismas, pantanos y lagos
África
Asia

Zona

Conservación

Preocupación menor
Preocupación menor
¿Quién es?

El Flamenco del Caribe reside en las costas del norte de América del Sur y la península de Yucatán en México, así como en el Caribe (Bahamas, Cuba, República Dominicana, Haití, etcétera). Su hábitat son las lagunas salinas, lagos interiores, marismas y costas salobres poco profundas. Los machos tienen un peso promedio mayor que la hembra (puede sobrepasar los tres kilogramos). Su característica principal es el plumaje, rosado; las alas, de tonalidad más intensa, llegan a ser rojas, con las plumas primarias y secundarias negras. El pico de este flamenco es grande y posee las laminillas filtrantes muy desarrolladas (con lo que pueden ingerir presas relativamente grandes, como pececillos y crustáceos).

¿Qué come el flamenco del Caribe?

La alimentación de los flamencos del Caribe se basa en pequeños animales acuáticos que obtiene filtrando el agua. Insectos, moluscos y anélidos.

¿Cómo se reproduce el flamenco del Caribe?

En la época de la reproducción, estos animales anidan en colonias. El proceso comienza con la elaboración de un nido en forma de cono con una pequeña depresión en la parte superior (el cono oscila entre los 20 y 45 centímetros, mientras que el diámetro va de 50 a 80 centímetros en la base, y de 25 a 40 centímetros en la parte superior). Suelen guardar distancia entre nidos de al menos un metro. En cuanto a la nidada, en general la puesta consiste en un huevo de color blanco; la incubación dura alrededor de un mes y es efectuada por los dos padres. La pareja de flamencos permanece junta, normalmente, durante una temporada (se estima que un 2% mantiene la unión durante el año siguiente). Los polluelos forman grupos llamados también creches o guarderías, y tardan 11 semanas en volar.

¿Sabías que? 

El carácter legendario de los flamencos ha atravesado diferentes tradiciones culturales: para la judía, fue el único animal del Edén que conservó la vida eterna. Los egipcios recogieron esta idea y lo convirtieron en tótem (le llamaron fénix por su color rojizo), un semidiós que, según ellos, se quemaba voluntariamente en la hoguera y renacía al día siguiente. Por su parte, los griegos le dieron el nombre de “phoenicopterus” (“alas rojas”), el mismo que adopta la comunidad científica.

Comprar entradas
Otros tipos de entradas
X
NIÑOS MENORES DE 3 AÑOS ¡GRATIS!

Newsletter