Usted está aquí

Viernes, Mayo 19, 2017 - 11:26

Cada 22 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad, una cita que en Zoo Aquarium de Madrid apoyamos con el objetivo de concienciar sobre el deterioro y la pérdida de biodiversidad que sufre nuestro planeta.

Por ello, compartimos con vosotros la campaña que Naciones Unidas ha puesto en marcha para garantizar la protección de la biodiversidad y el desarrollo sostenible. Desde la ONU, nos recuerdan las cifras a las que debemos hacer frente:

  • De las 8.300 razas animales que se conocen, el 8% está compuesto por especies extinguidas y el 22% por especies en peligro de extinción.
  • Tan sólo un 1% de más de 80.000 especies forestales se han estudiado para su posible uso.
  • Los bosques son el medio de vida de alrededor de 1.600 millones de personas, incluidas más de 2.000 culturas indígenas.
  • En los bosques habita más del 80% de las especies terrestres de animales, plantas e insectos.
  • De la agricultura dependen directamente 2.600 millones de personas, pero el 52% de la tierra empleada para la agricultura se ha visto moderada o gravemente afectada por la degradación del suelo.
  • La degradación de la tierra afecta a 1.500 millones de personas en todo el mundo.
  • El pescado proporciona el 20% de las proteínas de origen animal a 3.000 millones de personas aproximadamente.
  • Se calcula que la pérdida de tierra cultivable ha ascendido entre 30 y 35 veces la tasa histórica.
  • Cada año se pierden 12 millones de hectáreas (23 hectáreas por minuto) como consecuencia de la sequía y la desertificación, en las que podrían cultivarse 20 millones de toneladas de cereales

Ante estas cifras, la ONU nos recuerda qué podemos hacer en nuestro día a día para conservar nuestra biodiversidad y asegurar su futuro:

  • Entre algunas de las cosas que podemos hacer para ayudar están el reciclaje, comer alimentos producidos a nivel local y de manera sostenible, consumir solamente lo que necesitamos y limitar el uso de energía mediante sistemas eficientes de calefacción y refrigeración.
  • También debemos ser respetuosos con la fauna y flora silvestres y participar solamente en actividades de ecoturismo que se organicen con ética y responsabilidad para noperturbar la vida silvestre.
  • Las zonas protegidas bien gestionadas contribuyen a tener ecosistemas saludables, lo que a su vez redunda en la salud de las personas. Por tanto, es esencial garantizar la participación de las comunidades locales en el desarrollo y la gestión de estas zonas.

Descubre más información y cómo puedes contribuir en su página web.

Información e imágenes: ONU http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/biodiversity/